Cuando muere un blogger

Publicado: · Comentarios: 8

Me he preguntado a veces qué ocurre cuando muere un blogger: si interrumpe sin más su blog un silencio inexplicado, si los familiares ignoran las contraseñas del portátil, de la cuenta de usuario o la existencia misma del blog, si la cuenta gratuita o de pago caduca, si un día dejan de pagar las facturas y la URL desaparece… o si finalmente, y con un poco de suerte, quedan sus artículos sepultados en la memoria gigante de un superordenador, como un mensaje en una botella arrojada a un futuro improbable.

Ya lo voy sabiendo. Ésta es la última foto de un usuario de Flickr, colgada por él mismo. La tragedia asoma en el cuarto comentario y el hilo se transforma en una retahíla de condolencias al estilo tradicional, la que hemos vivido ya tantas veces de uno u otro lado (aún no del principal; vade, no hay prisa).

También Ross Scaife el fundador de The Stoa Consortium ha muerto a la prematura edad de 47 años. Era una voz autorizada sobre recursos digitales para clásicas, que se hacía eco de todas las iniciativas de software libre. Reseñó el nacimiento de Χείρων·Chiron y en otra ocasión alabó su galería de fotos en Flickr, como voceó mi pequeña locura. Al consorcio Stoa pertenecen Metis, Trajan’s Column, y el Suda on Line, lugares que he visitado y citado en este blog que se llevará el tiempo. Su blog estaba asentado y le sobrevivirá.

También murió Ángel González, el grande. ¿Acabaré por escribirle unas letras? ¿Por decir que la facilidad de su idioma es sólo una apariencia engañosa y que, entre tanto, “los tontos sólo ven el dedo”?

Dicen que unos superordenadores andan haciendo copias de seguridad de todo lo que se escribe en la red para impedir que desaparezca de forma irremediable. El empeño tiene una justificación dudosa, de toda la vida a nuestras palabras se las ha llevado el viento, como el susurro de una ventosidad irrelevante, pero…

Pero a veces me dan ganas de escribir en este blog mis testamentos, como cartas dirigidas al futuro de mis hijos pequeños: las pruebas del amor que hoy dan por supuesto, las que un día olvidarán, que me absente pudieran encontrarse un día como por arte de la magia de este nuevo siglo.

Como esto que escribí para ti cuando tenías tres años (estudiaba inglés y me mandaron una redacción de tema libre). ¿Te reconoces, bebita?

The Princess Mononoke

One upon a time there was in Japan a princess called Mononoke. She lived in the forest and rided rode a big white wolf. Both of them ran and ran for such a long time that Princess Mononoke arrived into my house got to my house. Now she is a cute little girl, three years old, who likes riding me as if I were her big white wolf. After a whole day fighting the bad men who want to vaste her forest and to kill the wild animals in it, both of us get tired. Then she likes getting asleep behind me. She usually caress my hair and repeats: “My little white wolf…”, and I answer reply to her: “Get asleep, honey, the white wolf will care for you”.

Ite, missa est.

Categorías Varia

Comentarios

  1. gux

    Vaya, qué trágico. Nunca me había planteado esa pregunta, y la verdad es que da que pensar.

    Por cierto, enhorabuena por tu blog. Es bastante interesante. He llegado a él vía menéame hasta esta entrada.

  2. kion

    vaya, tanto tiempo sin pasar por aki y mira lo ke me encuentro. pos na no pienses en eso.

  3. Carlos Cabanillas

    Va siendo hora de que el blogger resucite, ¿no crees, compañero?

  4. Juan Carlos Sesé

    El mejor texto es la vida. Si realmente fuéramos felices no habría escritores, ni siquiera blogueros (perdón por ser trágico en exceso).

  5. pompilo (Autor)

    Carlos, me has arrancado una carcajada al punto de la mañana, y eso no tiene precio (pongamos que un potosí). Cualquier día de éstos recompongo mis pedazos como Osiris y renazco.

    Cierto, Juan Carlos. Medicina vitae son la filosofía y la escritura en general. Otro día quedamos para ver la botella medio llena.

  6. Kuo

    Esto serìa tragico pues el blogger se lleva junto a el(ella) el “sentido”. Cada tecla que se toque solo tiene un sentido “unico” para su creador por la cual lo transmite a su lector.

  7. Qwenty

    Felicidades por el blog. Anímense a continuarlo. Un saludo.

  8. simon

    un blog muere cuando uno lo borra nunca antes,siempre esta en la red y la gente lo encuetra (almenos en un hosting gratuito) jejeje

Escribe debajo tu comentario. Los campos marcados con * son obligatorios. Tienes que previsualizar tu comentario antes de enviarlo definitivamente.





← Anteriores Posteriores →