Ἀεὶ σπεῦδε βραδέως

Publicado: · Comentarios: Ninguno

Nunca sabe uno dónde encontrará la oportunidad. Hoy en Wikipedia, sin ir más lejos. Mis alumnos de griego de primero de bachillerato, con los que sigo el método Ἀθήναζε (la adaptación de Iván Juanes y José Antonio Aparicio publicada por la editorial Oxford), llevan sólo dos meses aprendiendo el idioma, pero hoy han sido capaces de leer una inscripción, traducirla sin diccionario y sacarle las faltas al lapicida, o “persona que graba las letras de una inscripción en piedra”. ¡Ahí es na!

Aquí la inscripción, el sexto emblema de la Universidad de Salamanca, aquí unos señores:


Foto: Tamorlan en Wikipedia (Creative Commons By-Sa).

La imagen original de Wikipedia tiene una definición muy generosa, y se puede ampliar para ver en la pizarra digital bien grandes todos los caracteres. Como los alumnos son de bachillerato, hay que ayudarles con la lectura, pero sólo un poco. La inscripción dice exactamente:

αει • σπευ • δεβραδεοσ

O sea, “siempre apresúrate despacio”. Resulta que en el método que usamos, a la altura del tema cuatro estas tres palabras están incluidas en el vocabulario que ha salido frecuentemente y tienen que saber, con lo que han traducido el texto casi sin pensar. Es gracioso hacerles ver que ellos saben ya más griego que el lapicida, que cometió el error de separar mal el imperativo σπεῦδε, y escribió la última omega como ómicron, y la sigma final como si fuera letra interior de palabra.

Una vez descifrada y traducida la inscripción griega, toca primero pasar a la parte derecha de la imagen original y leer la versión latina del emblema: “Semper Festina Lenter”, que significa lo mismo, luego echar unas risas con ese delfín enroscado al ancla que parece un pedazo de fistro que lo flipas, y por último explicar que esta expresión contradictoria, este oxímoron, fue a decir de Wikipedia frase muy del gusto de varios emperadores romanos, etc. etc. Mis chicos/as se han sentido orgullosos de sí, lo que siempre es bueno, y por eso lo comparto. Χαίρε.

Categorías Clásicas, Enseñanza

Comentarios

Actualmente no hay comentarios a este artículo.

Escribe debajo tu comentario. Los campos marcados con * son obligatorios. Tienes que previsualizar tu comentario antes de enviarlo definitivamente.





← Anteriores Posteriores →