Purpurina, de Alberto Gambino

Publicado: · Comentarios: 2

Ayer descubrí, aluciné, bailé por primera vez Purpurina, un tema romántico del cantante de hip hop nacional Alberto Gambino (Alberto del Moral para su familia) incluido en su disco Versión española (2009). En internet se encuentra la letra en un estado de transcripción lamentable: “hoy” sin h, “a ver” escrito junto, con h y con b, y por supuesto sin signos de puntuación; a ver, lo normal en la lírica popular de hoy en día.

Portada de Versión española (2009), de Alberto Gambino

A modo de homenaje pergueñaré aquí una edición crítica digna de un texto que, por lo demás, no está exento de sofisticación. Usa, por ejemplo, los términos ingleses gial, “chica” en inglés criollo y hoy propio de germanía, y gloss “brillo” como metáfora de la vulva humedecida. Con el mismo sentido metafórico se emplea el término “purpurina” que de forma concisa titula el tema. Contiene otros hallazgos léxicos como “Gambina” y “Gambinos” para referirse respectivamente a la pareja femenina y a los hijos potenciales, es decir, los espermatozoides, del autor, Alberto Gambino. El creador va más allá de la exaltación del amor físico cuando introduce una referencia elegíaca en “Tiene que ser la edad, ya no estoy hecho un chaval”. En fin, he aquí el texto y en YouTube la canción, cada cual en su casa y Gambino en la de todos:

Y es que esa gial tiene que ser mi Gambina.
La veo por la calle, adoro cómo camina.
Quiero lamer su gloss, quiero esnifar su purpurina,
y ella es mi adicción, ella es mi cocaína.

Tumbada en mi cama, casi no puedo verte.
He bebido demasiado, apenas puedo sostenerme.
Intuyo que estás buena, no le pongo problema.
Trae un extintor, que el Gambino se quema.

Voy poquito a poco, no te quiero hacer daño.
Yo la tengo grande o tú lo tienes pequeño;
hablo de tu ****, quiero ser su dueño.
Y a ver si te depilas, hazte algo de diseño.

Y con aceite corporal, nena, todo se resbala
y tú sacas tu estilo de tigresa de Bengala.
Ya nada te para, destrozas mi cama.
Hoy me gustas, nena, ya veremos mañana.

Y es que esa gial tiene que ser mi gambina.
La veo por la calle, adoro cómo camina.
Quiero lamer su gloss, quiero esnifar su purpurina,
y ella es mi adicción, ella es mi cocaína. [Bis]

Yo necesito descansar y tú no quieres parar.
Para mí un par es lo normal, más de dos ya es desfasar.
Y es que me cuesta recargar cada día un poco más.
Tiene que ser la edad, ya no estoy hecho un chaval.

Y aun así hago un esfuerzo y repetimos.
Consigo eyacular, pero no expulso Gambinos.
No puedo más. ¡Oh, gial, tiraré los intestinos!
Si quieres, mañana te llamo y repetimos.

Y con aceite corporal, nena, todo se resbala.
Y tú sacas tu estilo de tigresa de bengala.
Ya nada te para, destrozas mi cama.
Hoy me gustas, nena, ya veremos mañana.

Y es que esa gial tiene que ser mi gambina.
La veo por la calle, adoro cómo camina.
Quiero lamer su gloss, quiero esnifar su purpurina,
y ella es mi adicción, ella es mi cocaína. [Bis]

Alberto Gambino, 2009.

Categorías Varia

Comentarios

  1. MariaMienteme

    José María, no nombres a este esperpento musical como cantante de hip-hop!! Por mucho que lo ponga en internet, ni se acerca al hip-hop!!

  2. pompilo (Autor)

    Vale, María. Lo dejamos en cantante romántico y permitimos “pulpo” como animal de compañía.

Escribe debajo tu comentario. Los campos marcados con * son obligatorios. Tienes que previsualizar tu comentario antes de enviarlo definitivamente.





← Anteriores Posteriores →