La etimología de «cabrestante»

· Categoría · Comentarios: 1

Llevaba tiempo mosqueado con la etimología de este término mecánico y marinero: «cabrestante: Torno de eje vertical que se emplea para mover grandes pesos por medio de una maroma o cable que se va arrollando en él a medida que gira» (DLE de la RAE). Joan Corominas no lo tiene claro, y la RAE —que tampoco— apunta que «cabrestante» derivaría de un occitano medieval cabestran.

Dibujo de un cabrestante accionado por cinco marineros

Pero hoy finalmente he visto la luz, gracias curiosamente a un diccionario en línea, el Wiktionary en inglés, que sin decirlo explícitamente me ha puesto sobre la buena pista. Este diccionario relaciona «cabrestante» con el portugués cabresto ‘ronzal’, o sea ‘cuerda que se ata al pescuezo o a la cabeza de las caballerías para sujetarlas o para conducirlas caminando’ (DLE de la RAE), que tiene una variante cabestro que deriva según las leyes fonéticas habituales del latín capistrum ‘ronzal’. La derivación latina es obvia: capistrum deriva de caput ‘cabeza’ porque el ronzal consiste en una cuerda o tiras de cuero que rodean la cabeza del animal. Pero no hace falta que nos remitamos al portugués, porque en español «cabestro» significa también ‘ronzal’ (DLE de la RAE), y también el español atestigua una variante con metátesis de «r», o sea, «cabresto», de uso en varios países de América (DLE de la RAE). Por cierto que, hablando de ronzales, el equivalente griego del latín capistrum es φορβειά, que designa también el ronzal que se ponían los tañidores de aulós, la flauta doble, para evitar que se les hincharan los carrillos y se les deformara la cara.

Flautista de la tumba de las granadas (detalle)
Flautista de la tumba de las granadas (detalle), Paestum, siglo III a. C.
Fuente: Wikipedia, usuario Xocolatl; dominio público.

Queda por entender qué relación tiene el cabestrante náutico con un ronzal, y ahí es donde aflora una metáfora insospechada. Muchísimos pueblos han asociado sus barcos con distintos animales, y han supuesto que su proa equivale a la cabeza (los rostra latinos), el casco al cuerpo del animal y la popa a los pies o a una cola. Cuando un barco está fondeado, de su proa (o sea, de su cabeza) sale un cabo que se sumerge en el agua y llega al ancla que reposa en el fondo del mar y lo mantiene inmóvil. En esa posición el barco detenido recuerda a un caballo —o a otro animal— al que se ha atado de una brida a un árbol o a la argolla de una pared. Una brida no se ata directamente a la cabeza del animal, sino al ronzal que rodea su cabeza. Pues bien, si la brida recuerda al cabo del ancla, el ronzal tendrá su equivalente en el cabestrante, que es la pieza del barco en la que se sujeta el cabo o cadena del ancla. Voilà!

Así que, resumiendo, la evolución habría sido aproximadamente esta: latín capistrum ‘ronzal’ > español y portugués cabestro y con metátesis de «r» cabresto, con el mismo significado > occitano cabestran ‘torno de eje vertical…’ > español cabrestante, tal vez por la «reposición» —errónea por hipercorrección— de una vocal -e final que se considera perdida. ¿Es imprescindible hacer pasar la palabra por el occitano para que aparezca en español una sílaba tónica -an? No sabría decirlo.

Resulta curioso que el término «cabestro», que en su primera acepción se aplica a los mansos con los que se gobierna a los toros bravos, sea también en origen una metáfora. Para manejar a un animal con las bridas hay que ponerle un ronzal, y tirar de o sujetarlo con él. Y eso es lo único para lo que sirven y se usan los mansos, para a través de ellos tirar de o sujetar a los toros bravos.

Añadido 4/8/2018. Ngram Viewer de Google atestigua la variante «cabestrante» (incluso «cabestante», calco u origen del inglés capstan) en libros publicados en español entre los siglos XVIII y XX en cantidad suficiente como para pensar que no se trata de una errata; más aún, de ser cierta la etimología que propongo, esta de «cabestrante» sería la forma original.

Artículos relacionados

Comentarios

  1. José Miguel

    Como no cita el diccionario etimológico de voces primitivas latinas de Vicente García de Diego, y buscando información es lo más completo que he encontrado, le pongo el enlace y la entrada “capistrare”, que es la que se propone como uno de los posibles orígenes de la palabra.

    1392. capistrare ‘encabestrar’: cabestrar ‘poner cabestro’ cast. port. La relación de cabestrante y cabrestante con cabestrar del lat. capistrare ‘atar con maromas’ ofrece dudas, pero es verosímil. Corominas. Dic., 1, 561, pone en duda la relación porque el cabrestante levanta, pero no ata, aunque esta dificultad no es absoluta, pues el cabrestante arrolla la maroma, que es parecido al capistrare de Columela ‘arrollar al tronco’. Díez, 537, deriva el fr. cabestan y el ingl. capstan del esp. cabr-estante, de cabra estante. Nobiling, Arch., 125, 155, propone cabre restante ‘estante del cable’. ML, 1631, y Corominas, Dic., 1, 561, desechan todas las etimologias, sin proponer ninguna.

    Tal vez en la plataforma Enclave de la RAE haya disponible más información, pero no estoy suscrito, por lo que no le puedo decir.

    Saludos.

Escribe debajo tu comentario. Los campos marcados con * son obligatorios. Tienes que previsualizar tu comentario antes de enviarlo definitivamente.





← Anteriores Posteriores →