El olvidado

Publicado: · Comentarios: 6

Me sorprende la negligencia con que hemos tratado entre todos a un helenista al que, sin embargo, debemos tanto: José Manuel Pabón Suárez de Urbina, autor del Diccionario manual griego–español, por mal nombre llamado Diccionario VOX. Los demás diccionarios que usamos llevan en nuestras voces el nombre de sus autores: el Liddell, Scott & Jones, el Bailly, el Chantraine… Repetimos sus nombres una y otra vez, devolviéndolos así a la única vida que ya les es dado disfrutar, la de la fama.

Convendrá el lector conmigo en que hacer un diccionario es una labor de chinos mayorías étnicas orientales. Y J. M. Pabón se lo curró, aunque todos ahora le cambiaríamos algo a su diccionario. Sin ir más lejos, todos le cambiaríamos el tratamiento de las preposiciones, que nuestros alumnos se pasan meses analizando tozudamente como adverbios sólo porque el autor decidió poner en primer lugar el uso más antiguo y, a continuación, el uso más moderno que, sin embargo, es inconmensurablemente (¡pedazo de adverbio, éste sí!) más habitual.

[Error: ver comentario de toko] Busco en internet y del buen helenista no me salen sino bibliografías en las que figura su obra, pero ni una palabra sobre su otra vida, la poca que le debió de quedar entre entrada y entrada. Me huelo que fue hombre de iglesia, y eso explicaría algunas cosas: las órdenes eclesiásticas atienden más a la santidad, quién sabe si a los derechos de autor, y a la bibliografía eclesiástica de sus militones. Y éstos no suelen dejar familia o discípulos en los departamentos universitarios que coreen su nombre como un mantra: así les va, que éstos sí que fueron polvo et in pulverem reverterunt. [Acaba error]

En su desagravio, dado que tras tantos años es para mí ya como de la familia, inicio una página de la Wikipedia con su nombre: José Manuel Pabón Suárez de Urbina. ¿Habrá alguien ahí fuera que sepa algo más sobre su vida y otras obras? Me sospecho que no, y hasta que cualquier día borrarán el artículo por esbozo. Buen insulto éste: “Esbozo. Tú cállate, que no eres más que un pedazo de esbozo”.

Añado el artículo a la categoría Helenistas y es como inscribir su nombre en un panteón donde por fin descansa junto a sus pares. Requiescat in pace. Y nosotros al bollo.

Añadido 24/05/2009. Gracias al comentario de toko descubro que, contra lo que yo escribía inicialmente, y ya he corregido aquí y en la Wikipedia, nuestro autor se llamaba José Manuel, no José María. Eso resuelve muchas dudas: con la información disponible en internet se puede ampliar su biografía con datos como que fue Catedrático de bachillerato y en las universidades de Salamanca y Madrid. Así que de eclesiástico nada. Sigue siendo, en cambio, un olvidado entre nosotros cuando nos referimos a su obra más conocida con el nombre de diccionario VOX. Claro que las editoriales contribuyeron a ello reservando el nombre de su autor a las páginas interiores. Me hago el firme propósito, pues, de llamarlo a partir de ahora el diccionario Pabón, o el Pabón a secas.

Categorías Libros, Clásicas

Comentarios

  1. JoseAngel

    Je, hablando de esbozos… lo que nos tocó estudiar el Esbozo, no sé si te acordarás. Yo si hiciese artículos, o esbozos, de la Wikipedia, me guardaría una copia en el blog, que luego cambian y no los reconoce ni el padre que los esbozó.

    Y sobre este señor, vaya si es un autor de éxito: hasta yo, que el griego es “all Greek to me”, tengo un Vox de griego, o dos…

  2. Luis Inclán

    Totalmente de acuerdo, Jose, con tu reivindicación de Pabón, al que debemos nuestra (¡de tantos!) iniciación en la búsqueda léxica. Me pasaré por tu artículo en la Wikipedia, aunque me temo que no podré enriquecerla…
    Gracias por el detalle.

  3. Mertxu

    Preciosa entrada. Cuánta razón tienes, nunca había caido en la cuenta de cuán olvidado está J. M. Pabón, cuyo diccionario consultamos una y otra vez (aunque nos pavoneamos contando las veces que hemos consultado el Lidell-Scott o el Bailly).

  4. tokoritsi

    Pues yo creo que no encontraste nada de él en internet porque el señor no se llamaba José María sino José Manuel, como puedes comprobar en esta lista de catedráticos de la universidad española de la década de los 50.

    Además del diccionario, es autor de una traducción de la “Odisea” publicada en Gredos. Puedes ver qué otras obras clásicas tradujo a nuestra lengua en esta búsqueda del ISBN, donde, por cierto, también aparece el famoso y preciado diccionario.

    Espero haberte ayudado con mi pequeña contribución a evitar que los de la Wikipedia te borren el artículo y hasta te pongan en la lista de mal informados.

    Como siempre, me ha encantado tu entrada y el afán por reconocer el trabajo de los sabios que demuestra. Γεια.

  5. inmediares

    He ojeado el diccionario que anda por casa y sí; es hijo del tal José M. Urbina. Una labor encomiable.

  6. pompilo (Autor)

    Gracias al comentario de toko descubro que el nombre de Pabón era José Manuel, no José Mª como decían algunas páginas rastreadas por Google. Eso aclara la aparente oscuridad de nuestro autor, del que ahora sabemos que fue catedrático de Griego de bachillerato en Zaragoza y Baeza y de las universidades de Salamanca y Madrid.

    Eso sí, nada cambia sobre el maltrato que infligimos a su memoria cuando nos referimos a su obra más conocida con la expresión “el diccionario VOX”. A ello contribuyeron sus editores que, sirviéndose de la estrategia comercial conocida como “barrer para casa”, condenaron su nombre al purgatorio de las páginas interiores. Es mi propósito devolverle el nombre debido a este diccionario y llamarlo a partir de ahora “el diccionario de Pabón”, o “el Pabón” a secas. Y de paso ampliar su artículo en la Wikipedia para ilustración de las generaciones futuras y de mí mismo.

Escribe debajo tu comentario. Los campos marcados con * son obligatorios. Tienes que previsualizar tu comentario antes de enviarlo definitivamente.





← Anteriores Posteriores →