A la vuelta de vacaciones (seguramente)

Publicado: · Comentarios: 16

De vez en cuando me pregunta algún amigo “¿Y para cuándo lo del Liddell?”. Y yo le digo que en eso estamos. Desde el último post hasta el día de hoy se han dado algunos pasos, como son:

1. A raíz de una sugerencia de Francisco Cortés, de la página de recursos de la Universidad de Salamanca, se ha decidido que la traducción se haga no del Liddell, Scott & Jones grande, sino de la versión abreviada de 1889: Liddell & Scott, An Intermediate Greek English Lexicon (también digitalizada por el proyecto Perseus y en dominio público). Esta versión del diccionario tiene 36.000 en lugar de 116.000 entradas, con lo que su traducción es más accesible. Las entradas que se pierden son de raro uso y, ya dentro de cada entrada, sólo se pierden las referencias a los pasajes originales, pero se mantienen todas las acepciones y su traducción, con lo que se gana en claridad.

Dicho con otras palabras, el Intermediate es la versión del diccionario idónea para bachilleres, universitarios de los primeros cursos y curiosos en general. Para comprobarlo basta comparar la misma entrada φλέγω en el LSJ con la entrada φλέγω en el LS Intermediate.

2. El proyecto y el programa resultante ya tienen nombre. Se llamarán Pigres, que es el nombre de un traductor de griego y persa, de origen cario probablemente, que hacía de intérprete entre Ciro el joven y los 10.000 mercenarios griegos de la Anábasis de Jenofonte (hay otros Pigres).

πέμψας Πίγρητα τὸν ἑρμηνέα παρὰ τοὺς στρατηγοὺς τῶν Ἑλλήνων ἐκέλευσε προβαλέσθαι τὰ ὅπλα… Jenofonte, Anábasis 1.2.17 (“enviando a Pigres el intérprete junto a los generales, dio orden de enarbolar las armas…”)

3. Ya hay financiación para elaborar el programa con el que se gestionará el trabajo de los traductores voluntarios.

4. El informático ya se ha puesto manos a la obra. Por si alguien tiene curiosidad al respecto, el programa se construirá sacando el texto de un documento .xml. Se pasará a una base de datos MySql y se programará un CMS o gestor de contenido con PHP, HTML y JavaScript. Y a pesar de todas estas siglas, es de prever que el resultado sea una herramienta de traducción colaborativa tan fácil de usar como la página en la que leemos a diario el correo electrónico. O sea, un campo para escribir y un botón para “Guardar”, y poco más.

Dadas las fechas en las que estamos, y dado que somos una cultura mediterránea, la intuición me dice que hasta la vuelta de las vacaciones, y una vez pasada la impresión que da siempre empezar un nuevo curso, no nos pondremos a trabajar en serio. Por lo demás, yo soy de los optimistas: creo que en un par de meses está el trabajo hecho. Sería bueno acabar la faena como acaban las comedias de Aristófanes: con una comilona de hermandad de los 300 o 400 traductores voluntarios a cuenta de, pongamos, el MECD. Y si en cambio, no lo quiera el Olimpo, acaba esto como el rosario de la aurora, pues aquí εἰρήνη καὶ ἔπειτα κῦδος.

5. Y en cuanto esto esté hecho, ya se apuntan segundas partes buenísimas, que son varias.

a) Después de traducirlo es muy fácil ir un paso más allá y mejorar el L&J Intermediate dotándole de dos funcionalidades de las que por ahora carece: la agrupación de términos por familias léxicas y la consulta como diccionario inverso, propuestas ambas de Francisco Cortés. Como ya estará creada la comunidad de traductores y éstos se habrán fogueado en el manejo de la herramienta, todo será cuestión de acordar voluntades y añadirle el código necesario para trabajar estos dos aspectos.

b) El código del programa Pigres se está escribiendo de forma que luego sea fácil traducirlo a otras lenguas: catalán, gallego, vasco, por lo que nos toca de cerca, y francés, italiano o lo que les plazca a los respectivos si se da el caso. Escribía yo mismo en un post anterior, cuando planeábamos trabajar con el LS&J de las 116.000 entradas, que harían falta 1000 traductores, y que probablemente las lenguas minoritarias de España no alcanzarían a reclutar tan numerosa pléyade de clasicistas. Pero tal vez se atreva con el L&J Intermedio de las 36.000 entradas una comunidad de hablantes numerosa como la catalana, o una tenaz como la gallega y la vasca. Comentaba Margalida Capellà, del premiado El fil de les clàssiques, que ahora mismo los escolares catalanes (y valencianos, añado) no tienen ni un solo diccionario griego-catalán en papel, y menos aún en red.

c) Y quién sabe si un día, ya puestos, ampliamos el L&J Intermediate con la información que le falta para que sea el LS&J completo, es decir, con todos sus hápax y sus citas a pasajes concretos, que es lo que de verdad a nosotros los filólogos nos pone. ¿O no?

De cómo va encarrilado todo sólo hay una cosa que no veo muy clara: cómo se debería titular este diccionario cimarrón. Desde luego no es un Diccionario intermedio griego-inglés, porque ya no estará en inglés, pero quedaría rarísimo ver a dos ingleses como autores de un Diccionario intermedio griego-español que los tales ingleses, en puridad, nunca escribieron. Aunque es más ajustado a la realidad, resulta farragosísimo titularlo de Diccionario intermedio griego que sus autores originales tradujeron al inglés y nosotros hemos vertido ahora al español. Y a la fórmula evitativa, la que soslaya el problema optando por el anodino Diccionario intermedio griego, le faltan claramente hormonas. Quid faciamus?

Artículos previos sobre el mismo tema: Una idea mu gorda, Continuará… y Βραδἐως.

Categorías Clásicas, Libros

Comentarios

  1. Sebastià

    Me congratulo de la buena marcha del proyecto y me parece más asequible que el primero. El nombre puede ser simplemente Diccionario de griego.

    Avanti!

  2. iaenus

    Muy buenas noticias, enhorabuena

  3. Olga

    Estupendo. Los voluntarios quedamos a la espera de que Pigres esté preparado y nos organicemos el trabajo.
    Cada vez es más factible.
    Con respecto al nombre, ya se nos ocurrirá.
    Felicidades, José. Lo llevaremos a buen puerto.

  4. Sebastià

    Otra posibilidad es decir que está “basado en Liddell & Scott”.

  5. José Mª

    ¡Es una idea brillantísima! Me apunto como voluntario

  6. Javier

    Yo me apunto para cuando el proyecto arranque :)

  7. mercedes

    Enhorabuena. ¡Qué gran idea!

  8. Ricardo

    Yo también me apunto para la vuelta de las vacaciones. Y a lo mejor hasta me adelanto, según mi “espíritu mediterráneo”. La idea “mú gorda” ha adelgazado un poquito, pero sigue siendo magnífica. Un saludo cordial.

  9. Javier Sánchez

    Contad conmigo, la idea es estupenda.

  10. Francisco Cortés

    Creo que la iniciativa de José María Ciordia es muy acertada y muy necesaria. Realmente una gran idea cuya realización gracias a su trabajo parece cada vez más cercana.
    Merece todo el apoyo de quienes nos dedicamos a las lenguas clásicas. El problema para los hispanohablantes interesados por el griego es que no existe un diccionario apropiado Griego-Español. El de Pabón es muy poco adecuado para quienes se inician en el estudio del griego, resulta confuso y contradictorio en numerosos casos. El de Sebastián Yarza, más pedagógico (y excesivamente caro cuando estaba a la venta), se ha convertido en una rareza editorial.
    En cuanto al nombre lo llamaría Diccionario web griego-español (basado en An Intermediate Greek-English Lexicon de H.G. Liddell y R. Scott).
    Insisto, apoyo total.

  11. Virginia

    Yo también quiero participar.

  12. Clara Álvarez Clavijo

    ¿Todas las vacaciones esperando?
    Para el título soy partidaria de: “Diccionario intermedio griego-español” y añadir como subtítulo: “Traducción de: An Intermediate Greek English Lexicon, Liddell & Scott. “
    Buen verano.

  13. Pablo Rodríguez

    Voy a hacer un poco de abogado del diablo: a mí se me plantea una cuestión un tanto espinosa leyendo la explicación del Perseus Project sobre derechos de uso de sus textos.

    Si no estoy muy perdido, se supone que la información de derechos de autor y la correspondiente licencia de uso está al final de cada fragmento de texto que cada página muestra (sí, asumiendo que no existe la licencia Creative Commons, sino en todo caso una que el Perseus Project ha escogido para una serie de textos).

    Bueno, pues ni A Greek-English Lexicon, ni An Intermediate Greek-English Lexicon muestran esa información.

    Puede ser que sencillamente se les haya olvidado incluir la información sobre la licencia Creative Commons, que es un error que se subsana y está.

    Pero puede ser la obra no esté en el dominio público por alguna variable que a mí se me escape (ni soy abogado, ni pretendo serlo y esto ni es ni puede ser asesoramiento jurídico). No es probable, pero no imposible: Mickey Mouse original no está en el dominio público, a pesar de ser de 1928 (en ese caso es lo que el derecho estadounidense llama corporate authorship, que en 1998 amplió la protección en esos casos a 95 años tras la publicación o 120 tras la creación original, lo que se cumpliese antes).

    Incluso estando estas obras en el dominio público, podría ser que no las publiquen con licencia Creative Commons, por el motivo que sea. Recuerdo que los mecanografiados pueden estar protegidos legalmente (escrito aquí y aquí [el enlazado de los comentarios es un tanto curioso, perdón si funciona mal]).

    Por tanto, aconsejaría antes de nada, contactar con el Perseus Project y les preguntaría si realmente los textos están bajo licencia Creative Commons. Y si fuese así, que arreglasen el error y mostrasen la información correspondiente en todas las obras con esa licencia.

    En serio, con estas cuestiones la cosa se puede poner muy fea si los titulares de derechos se ponen tontos, y creo que es mejor asegurar que tener que lamentar.

  14. pompilo (Autor)

    Hola, Pablo. Efectivamente el diccionario Intermediate Greek-English Lexicon no está bajo licencia Creative Commons; ésta es la licencia que pensamos usar para la traducción al español. Si no me equivoco, en la página de Perseus dicen de que “Public domain texts are available as XML source downloads…”. Nuestro diccionario es uno de los que están disponibles para la descarga, y como data de 1889 no cabe duda de su estatus. Sobre el tecleado no me atrevo a opinar, pero de todas formas me aseguraré escribiendo al director de Perseus. Gracias por la sugerencia.

  15. pompilo (Autor)

    Sobre el nombre que habría que dar a un diccionario traducido como éste, veo que la aporía tiene precedentes. Leo en la wikipedia inglesa que el conocido como Bauer-Danker Lexicon, un diccionario de griego bíblico en inglés, es la traducción y reelaboración de un diccionario alemán previo. En este caso el título original Griechisch-deutsches Wörterbuch zu den Schriften des Neuen Testaments und der übrigen Urchristlichen Literatur se tradujo sin ningún complejo como A Greek-English lexicon of the New Testament and other early Christian literature.

  16. Lupe

    Hola, estamos de vuelta del verano y sólo señalar ¿sigue en marcha el proyecto? Contad conmigo.

Escribe debajo tu comentario. Los campos marcados con * son obligatorios. Tienes que previsualizar tu comentario antes de enviarlo definitivamente.





← Anteriores Posteriores →