Go to content Go to navigation Go to search

¡Glups! Creo que he cambiado el español

4 abril 2013 · Clásicas

Me he quedado de piedra. Resulta que con cuatro golpes de tecla y un clic de ratón cambié sin saberlo el español. Así, como suena, yo solo. Bueno, en realidad por mediación de Wikipedia (y obviamente todo el mérito es suyo).

Hace tres años cambié el título de un artículo de Wikipedia en español de Templo de Afaia a Templo de Afea, porque en la elección del título se había cometido un error de transcripción con Ἀφαία, algo muy habitual con los nombres propios griegos. Razoné el cambio en un artículo de este mismo blog que titulé Fija y da esplendor (19/3/2010), en referencia no a la RAE, sino a Wikipedia. Me preguntaba en él si la enciclopedia electrónica, por su relevancia, sería capaz de inclinar el uso idiomático en una dirección u otra, y reflexionaba, al alimón con el también wikipedista Ángel Luis Alfaro, sobre la responsabilidad que eso podía suponer:

…a lo mejor [Wikipedia] tiene en su mano el torcer mínimamente el uso e inclinar la balanza, a medio o largo plazo, en un sentido u otro. Vamos, que a lo mejor fija y estamos jugando sin saberlo a aprendices de brujo.

No sabía hasta qué punto me estaba quedando corto. Sólo tres años después los números que se pueden recolectar con Google me han dejado con la boca abierta. En mi artículo comentaba que “Templo de Afaia”, a pesar de ser la forma errónea, se usaba el doble de veces que “Templo de Afea” (según Google 27.100 a 13.200), y mucho más que “Templo de Afaya” (no apunté cuánto por parecerme una cantidad despreciable). A pesar de estar menos extendida, aposté en 2010 por Afea, la transcripción correcta según las normas de transcripción usuales, con intención de ganarle un pulso a la ignorancia. A día de hoy los números son radicalmente distintos: el uso más extendido antes era “Afaia”, mientras que ahora es “Afea”, que cuadruplica al anterior, y “Afaia” se usa hoy un poco menos que hace tres años, en tanto que “Afea” se usa ocho veces más. En números y con gráfica:

2010 2013
Afaia 27.100 25.400
Afea 13.200 104.000
Afaya ? 7.050


Gráfico con la evolución del uso de los nombres propios Afaia y Afea

En la gráfica, y en el razonamiento que ilustra, estoy dando por hecho algo para lo que no puedo aportar más dato que el de mi propia experiencia, que seguro que comparte el lector. Durante estos últimos años el templo de Afaia o Afea no ha sido noticia en los medios de comunicación de masas, ni se ha editado ningún bombazo editorial que haya popularizado una versión del nombre a costa de la otra; lo único que ha cambiado es que, desde marzo de 2010 hasta la actualidad, Wikipedia en español tiene como versión canónica la forma “templo de Afea” porque así lo decidí yo. De hecho el comienzo del artículo reza desde 2010 tal que así: “El templo de Afea (en ocasiones trasliterado erróneamente como Afaia)…”

Pues bien, tres años más tarde hay en internet 90.000 menciones más del templo de Afea que hace tres años. Los autores de las nuevas menciones se decantan abrumadoramente por una forma del nombre propio que entonces era minoritaria. El canon que guía esta decisión no es otro que Wikipedia, que muchos usuarios consultan, también, a modo de diccionario de dudas, para decidir qué palabra usan en sus publicaciones electrónicas, y también presumiblemente en sus publicaciones en papel.

¡Vaya por Dios!

Por eso nombrar de una forma u otra un artículo de Wikipedia tiene su importancia (relativa, tampoco vamos a exagerar), como ocurre en este mismo caso de Afea o Afaia. Mira tú por dónde justo ahora, 90.000 menciones sobrevenidas después, que también son ganas, acabo de descubrir que la forma correcta no es ni una ni otra, y que se debe decir templo de Afaya, con y griega. Toma del frasco, Covarrubias:

«67. La equivalencia ea de αια se mantiene en […]; mientras que, en cambio, razones de eufonía seguramente han hecho que se consonantice el segundo elemento del diptongo en Afaya = Ἀφαία…» Manuel Fernández Galiano, La transcripción castellana de los nombres propios griegos. Madrid: Sociedad Española de Estudios Clásicos,1969, p. 33.

Que 90.000 usuarios de internet me perdonen. ¿Y ahora yo qué hago? XD

Comentarios [6]

---

Purpurina, de Alberto Gambino

9 marzo 2013 · Varia

Ayer descubrí, aluciné, bailé por primera vez Purpurina, un tema romántico del cantante de hip hop nacional Alberto Gambino (Alberto del Moral para su familia) incluido en su disco Versión española (2009). En internet se encuentra la letra en un estado de transcripción lamentable: “hoy” sin h, “a ver” escrito junto, con h y con b, y por supuesto sin signos de puntuación; a ver, lo normal en la lírica popular de hoy en día.

Portada de Versión española (2009), de Alberto Gambino

A modo de homenaje pergueñaré aquí una edición crítica digna de un texto que, por lo demás, no está exento de sofisticación. Usa, por ejemplo, los términos ingleses gial, “chica” en inglés criollo y hoy propio de germanía, y gloss “brillo” como metáfora de la vulva humedecida. Con el mismo sentido metafórico se emplea el término “purpurina” que de forma concisa titula el tema. Contiene otros hallazgos léxicos como “Gambina” y “Gambinos” para referirse respectivamente a la pareja femenina y a los hijos potenciales, es decir, los espermatozoides, del autor, Alberto Gambino. El creador va más allá de la exaltación del amor físico cuando introduce una referencia elegíaca en “Tiene que ser la edad, ya no estoy hecho un chaval”. En fin, he aquí el texto y en YouTube la canción, cada cual en su casa y Gambino en la de todos:

Y es que esa gial tiene que ser mi Gambina.
La veo por la calle, adoro cómo camina.
Quiero lamer su gloss, quiero esnifar su purpurina,
y ella es mi adicción, ella es mi cocaína.

Tumbada en mi cama, casi no puedo verte.
He bebido demasiado, apenas puedo sostenerme.
Intuyo que estás buena, no le pongo problema.
Trae un extintor, que el Gambino se quema.

Voy poquito a poco, no te quiero hacer daño.
Yo la tengo grande o tú lo tienes pequeño;
hablo de tu ****, quiero ser su dueño.
Y a ver si te depilas, hazte algo de diseño.

Y con aceite corporal, nena, todo se resbala
y tú sacas tu estilo de tigresa de Bengala.
Ya nada te para, destrozas mi cama.
Hoy me gustas, nena, ya veremos mañana.

Y es que esa gial tiene que ser mi gambina.
La veo por la calle, adoro cómo camina.
Quiero lamer su gloss, quiero esnifar su purpurina,
y ella es mi adicción, ella es mi cocaína. [Bis]

Yo necesito descansar y tú no quieres parar.
Para mí un par es lo normal, más de dos ya es desfasar.
Y es que me cuesta recargar cada día un poco más.
Tiene que ser la edad, ya no estoy hecho un chaval.

Y aun así hago un esfuerzo y repetimos.
Consigo eyacular, pero no expulso Gambinos.
No puedo más. ¡Oh, gial, tiraré los intestinos!
Si quieres, mañana te llamo y repetimos.

Y con aceite corporal, nena, todo se resbala.
Y tú sacas tu estilo de tigresa de bengala.
Ya nada te para, destrozas mi cama.
Hoy me gustas, nena, ya veremos mañana.

Y es que esa gial tiene que ser mi gambina.
La veo por la calle, adoro cómo camina.
Quiero lamer su gloss, quiero esnifar su purpurina,
y ella es mi adicción, ella es mi cocaína. [Bis]

Alberto Gambino, 2009.

Comentarios [2]

---

Una de paradoxografía

17 febrero 2013 · Varia

Llamamos paradoxografía a la literatura griega de hechos extraños y fantásticos, un género de época helenística que dio para unos cuantos volúmenes de rarezas entretenidas. Hoy he dado con una noticia merecedora de figurar en uno de tales tratados. Reproduzco:

«…la fisiología femenina se ve alterada en ocasión de grandes catástrofes y hambrunas, de forma que el número de embarazos desciende. Al contrario, tras las guerras suelen aumentar los embarazos, especialmente de varones. También la sociedad puede cambiar las pautas sexuales para favorecer los embarazos; por ejemplo, en Paraguay, tras la Guerra de la Triple Alianza (1865-1870: Argentina, Brasil y Uruguay, con apoyo del Reino Unido, contra Paraguay), que conllevó la muerte del 90% de los varones. Para favorecer la repoblación se institucionalizó una política de “amor libre” y poliginia, ya que en algunos lugares la proporción era de un hombre por cincuenta mujeres.»

Gervás, Juan y Pérez Fernández, Mercedes (2012): Sano y salvo (y libre de intervenciones médicas innecesarias). Barcelona: Los libros del Lince. ISBN: 978-84-15070-26-9.

Sin comentarios… ¡Cincuenta mujeres!

Comentarios [2]

---

Camino del millón de artículos

14 febrero 2013 · Red

La Wikipedia en español (WP-ES) va camino del millón de artículos. Hace ocho años la presentaba en este mismo blog, cuando la descubrí (yo) con apenas tres años de existencia (ella). Ha pasado de todo desde entonces. Hoy wikipedia.org es el quinto dominio de internet más visitado del mundo, y la enciclopedia y los demás proyectos vinculados a ella un fenómeno cultural característico de nuestros días.

Dicen las estadísticas internas (éstas con gráficos) que la Wikipedia en español es la sexta Wikipedia en número de artículos, por este orden: inglés, alemán, francés, holandés, italiano y español. La Wikipedia en inglés casi cuadruplica a sus inmediatas seguidoras, lo que deja claro que no se usa el inglés en tanto que lengua materna, ni como lengua impuesta o del imperio, sino como lengua internacional, es decir, de conveniencia; claro que ostenta este papel por haber sido antes lengua del imperio, inglés primero y americano después y, en todo caso, marítimo. Once upon a time, Britannia ruled the waves, y ahora lo hace la USNavy. Así que bien puede decirse que Wikipedia en inglés (WP-EN) es la Wikipedia por excelencia.

Gráfico del número de artículos de Wikipedia en español vistos a lo largo del tiempo

Wikipedia en español está infrarrepresentada con respecto al número de hablantes del idioma por el retraso cultural, o sea la pobreza, de Hispanoamérica. De hecho, es la segunda Wikipedia por número de consultas; parece que muchos hablantes de español han alcanzado el nivel cultural y la competencia digital necesarios para usar internet y consultar Wikipedia, pero no los necesarios para convertirse en creadores de contenido. Es de suponer que, poco a poco, esta situación cambiará y la Wikipedia en español adelantará puestos en las estadísticas.

Con ese número redondo, un millón, a modo de señuelo o Eldorado, llevo días creando artículos nuevos (traduciéndolos del inglés) como quien deja tras de sí el rastro de sus pasiones: Liz Pichon, Anexo: Locuciones griegas, Neque semper arcum tendit Apollo, Quandoque bonus dormitat Homerus, Bahía de Mirabello, Segundo Alcibíades, Gurnia, Pirilampes, Epímaco de Atenas, Polido de Tesalia, Protopapa, Anexo:Institutos arqueológicos extranjeros en Grecia, Anticira, Escuela Francesa de Atenas, British School at Athens, Instituto Arqueológico Alemán de Atenas, Hereo de Peracora, American Journal of Archaeology, Santuario de Zeus Polieo, Afidnas, Cleopatra Eurídice de Macedonia, Sátiro el peripatético, Celenas, Hemi-Sync, Paradoxografía, Sartenes cicládicas, Quersifrón, Micaleso, Eléuteras, Barco cosido, Cyberduck, Lais de Hicara, Eochaid Mugmedon, Diítrefes, Campila de Eudoxo, Esporo de Nicea, Puertas sirias, Abrocomas, Etusa

Pero para futuro prometedor, ninguno como el de la Wikipedia en chino mandarín o 维基百科, que registra un incremento anual en el número de artículos del 60%. Yo ya he aprendido a decir en esa lengua 你好 y 谢谢, es lo mínimo. Dice mi informante que, como despedida, siempre queda uno bien con un caluroso 你他妈的. Tengo que probarlo.

Añadido 17/05/2013. El día 16 de mayo de 2013 Wikipedia en español ha alcanzado y superado ampliamente el millón de artículos, casi coincidiendo con la celebración del Día de Internet. ¡Aleluya!

Logotipo de celebración del millón de artículos de la WIkipedia en español

Comentarios

---

Hay culpables, y uno de ellos es Google

10 febrero 2013 · Red

Hay culpables de esta crisis, fue uno de los mensajes lanzados por los sindicatos convocantes de la huelga general del 14 de noviembre de 2012. Entre otros son culpables los pequeños, los medianos, y sobretodo los grandes evasores de impuestos, es decir las mayores fortunas. Primero aleccionan al legislador títere para que redacte la ley a su medida y, a continuación, contratan a los mejores evasores, perdón, asesores fiscales para que les priven hasta de pagar las migas. La Hacienda española, por orden de la autoridad, está especializada en la caza de la gran masa de robagallinas fiscales (léase PYMES), y el resultado es que las grandes empresas como Google con la obligación tributaria se fuman un puro. Mejor dicho, se toman un irlandés doble y un sanwich holandés.

Descubro en Desnudando a Google (ISBN: 978-84-234-2862-5), de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, que en el año 2009 la empresa que tiene copado el mercado de la publicidad electrónica en España obtuvo en este país ingresos de varios cientos de millones de euros (las estimaciones varían entre 300 y 500 millones), lo normal dado su tamaño. Pero declaró un beneficio ridículo y pagó en impuestos al estado español que les provee de servicios (sanitarios, policiales, sociales, protección jurídica y un largo etcétera que hace posible el desarrollo pacífico de su actividad extractiva) la friolera de 26.419 euros. Eso, por contextualizar, es lo mismo que pagan de impuestos, por ejemplo, tres profesores de instituto o un solo dentista honrado; si tomamos el claustro completo de un instituto de los que hay por decenas en una gran ciudad, resulta que ese solo claustro paga al estado español veinte veces más impuestos que Google.

Lo del Double Irish with a Dutch Sandwich (véase el gráfico explicativo del NYT) consiste en lo siguiente. Casi todo el dinero que Google factura en España lo paga a Google Irlanda en concepto de servicios prestados a la filial española, con lo cual ésta prácticamente no produce beneficios. Y eso porque la tributación del impuesto de sociedades en Irlanda es sólo de 12,5 % (frente al 20-30 % de los demás países europeos). Ese es el Double Irish. Pero como el 12,5 % de cientos de millones sigue siendo mucho dinero, lo mejor es hacerse con él un sandwich holandés, o sea. En Irlanda algunas transferencias entre países miembros de la UE están exentas de impuestos, así que Google Irlanda transfiere sus beneficios a una empresa subsidiaria radicada en Holanda, que a su vez los transfiere a Google Ireland Holdings con sede en las Bermudas, paraíso fiscal cuya tasa de impuestos es del 0%. Voilà!, nada por aquí, nada por allá. Si eres pobre, por hacer algo así te llaman trilero y te meten en la cárcel, si eres rico su alteza real te entrega en mano el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación 2008, dotado para mayor escarnio con 50.000 euros procedentes del erario público. Como país no se puede ser más gilipollas.

Comentarios [4]

---