· Categoría · Comentarios: Ninguno

Llega el verano y vuelve el anuncio de Nescafé shakissimo que lo dice bien claro: para un chico joven, donde esté una fellatio que se quite el onanismo. Procedo.

En Grecia en verano es habitual, desde hace muchos años, tomar lo que ellos llaman un φραπέ, o sea un frappé (Wikipedia lo explica muy bien): se pone Nescafé en polvo en el fondo de una coctelera (o de un modesto vaso largo de plástico) con un poco de agua y varios cubitos de hielo, se agita hasta generar abundante espuma y se le echa finalmente agua, leche y azúcar en la cantidad preferida. Sale como un refesco de café que los griegos toman con pajita y mucha, mucha calma.

Los de Nestlé debieron pensar que estaría bien exportar la costumbre a España, y tocó dar con la estrategia de comunicación adecuada. ¿El público objetivo o target? Según deduzco del anuncio, pensaron en chicos jóvenes que están de vacaciones rodeados de amigos. Tiene lógica, porque los productos nuevos se venden mejor a quienes no tienen costumbres arraigadas de consumo de un producto. Los españoles tomamos bebidas con cacao durante la infacia y la adolescencia, y empezamos a probar el café en la primera juventud. A esa edad los jóvenes no tienen los prejuicios de sus mayores; hoy día en España se oyen cosas como «un café cortado con hielo, largo de café y con dos sobres de azúcar, pero en copa ancha», y los camareros ni arquean la ceja.

Pero venderle a un chico joven una bebida que tomará rodeado de chicos y chicas de su misma edad es problemático si esa bebida hay que agitarla con la mano arriba y abajo repetidamente hasta que se forme en ella abundante espuma… Una pista: el vaso largo en que habitualmente los griegos toman el Nes me gala tiene entre 10 y 15 centímetros de largo, es cilíndrico y duro, y resulta una metáfora visual obvia de un pene en erección. Pues bien, el chico que agite y se tome rodeado de amigotes y amigotas una bebida tal se tragará junto con el café abundantes bromas sobre su condición de —palabra que un griego fetén usa varias veces al día— μαλάκα, o sea de ‘pajillero’ y por tanto supuestamente de inmaduro sexual (al menos un inmaduro del sexo que se pregona, que la realidad todos sabemos que transita por caminos más familiares).

En el anuncio empezamos con las caras de sorpresa de chicos y chicas porque un chico agita su Nescafé shakissimo en lo alto de un trampolín. La escena es erótica por definición, por la presencia abundante de agua. Que la humedad es consustancial al sexo es una obviedad. Además el baño en la piscina y en el mar son el momento y el lugar en que nos desnudamos, o casi, delante de los demás. Por último en la bañera o en la ducha nos desnudamos, entonces sí por entero, a veces hasta con final feliz (o eso es lo que he oído contar). En el anuncio desafía a la lógica la imagen de una cola formada ante un trampolín, primero porque casi ya no hay trampolines en las piscinas, y después porque no suelen formarse semejantes colas de chicos y chicas de la misma edad para subir a ellos, como en el anuncio. Y desafía a la lógica porque en realidad el trampolín representa el wáter, el excusado en el que el chico se está masturbando, pongamos que agitando su «vaso de Nescafé shakissimo»; fuera del wáter se forma una cola de chicos y chicas, que se enteran de lo que el chico protagonista está haciendo por ese sonido rítmico inconfundible que en el anuncio han sustituido con el chirrido de la madera: «ñic, ñic, ñic…».

Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo

¿Identificar nuestro producto con una vulgar e inmadura paja? ¡Hasta ahí podíamos llegar! Y llega la segunda parte. El chico destapa el vaso, se ve la espuma, la chica acerca a sus labios el vaso largo, cilíndrico, duro, agitado y espumante, porque es con la boca como mejor se aprecian estas cosas. Queda entonces sobre su labio superior un algo de espuma, que ella con gesto entre avergonzado —¿verguenza de qué, mi niña?— y satisfecho retira con el labio inferior e ingiere.

Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo


Captura de anuncio de Nescafé shakissimo

¿Nescafé shakissimo? «Agítalo, prueba y disfruta». Porque no es sólo para chicos… obviamente.

Añadido 2/7/2018. Se me olvidaba… La imagen del frontal del vasito de shakissimo también se las trae. ¿Qué se ve en ella, qué representa ese fondo marrón oscuro ? Pues una especie de abismo como una boca muy abierta, lista para engullir lo que haga falta. Quod erat demostrandum. Y todas esas gotitas que rebosan, ¿no recuerdan poderosamente a un líquido vital esforzadamente proyectado? Pues eso.

· Categoría · Comentarios: 4

En septiembre de 2010 monté una wiki para mi instituto, el IES Avempace de Zaragoza, similar a la que había montado en 2008 para agregar los recursos del portal de profesores de Griego y Latín Χείρων·Chiron. La creé con el CMS (Content Management System, o sea, el programa instalado en el servidor) MediaWiki, el programa que creó, usa y mantiene la Fundación Wikimedia para Wikipedia y sus proyectos hermanos. La llamé Wikimpace por razones obvias, y entre 2010 y 2012 colgué en ella con mis alumnos de Griego II los diez temas que entraban entonces en la PAU (antes llamada selectividad y después EvAU) de Aragón. Se trataba de que los alumnos aprendieran el lenguaje wiki, prepararan los temas, les corrigiera yo los errores de más bulto, y finalmente quedaran los temas publicados en internet, disponibles para que los alumnos de años sucesivos (del nuestro y de los demás institutos de Aragón) pudieran usarlos para preparar la PAU, con independencia o además de los materiales que les proporcionaran sus profesores.

Logotipo de la Wikimpace, la wiki del IES Avempace

En el momento de crear este recurso pedagógico, era consciente de que tenía una alcance temporal limitado, es decir, que se agotaría en un par de cursos, una vez que los temas hubieran quedado razonablemente redactados. En el caso de los trabajos que no se hacen públicos, se hayan entregado en papel o en formato electrónico el curso siguiente los tiramos a la papelera o los borramos, y encargamos hacer el mismo trabajo a alumnos que son nuevos cada año. Pero publicar los temas de las PAU en la Wikimpace los volvió permanentes. Nos han servido para estudiar con ellos cada curso, pero ya no como método de iniciación de los alumnos en el uso y publicación mediante wikis.

En 2011 y 2012 los piratas cibernéticos nos invadieron sigilosamente la wiki. Para cuando me di cuenta e instalé un sistema manual de registro a prueba de robots spammers, ya habían creado cientos de usuarios y de páginas con enlaces a páginas web de venta de viagra, pornográficas, y otras infectadas de virus. Era impensable borrarlos a mano, así que borré totalmente la primera Wikimpace, instalé una nueva de cero y volví a colgar en ella los temas tal y como los habían creado los primeros alumnos (aquí la primera versión de un redivivo Homero). Se perdieron así los historiales de los artículos y las cuentas de usuario de los alumnos que los redactaron, datos que hoy tienen poco valor más allá del sentimental, y soy tan poco dado a la nostalgia… Archive.org aún recuerda algo de aquellos días.

En fin, que en calidad de Coordinador TIC propuse a todos los profesores de mi centro que siguieran nuestro ejemplo en otras materias de bachillerato y de FP. A partir del curso 2014-15 el profesor de Lengua Española y Literatura José Antonio García se sumó a la iniciativa e implicó en ella a sus numerosos alumnos, y este curso 2017-18 que ya acaba la presentó al concurso de la Fundación Atresmedia «Grandes profes, grandes iniciativas». Le han dado el «Premio Samsung a la Transformación Digital del Aula» (saber más); aunque tal vez es más apropiado decir que nos lo han dado a él, a mí, a nuestros alumnos y a nuestro centro, pero solo in pectore. Dicen que se presentaron al concurso más de 300 candidaturas, ante un jurado compuesto por especialistas en educación y presidido por José Antonio Marina. ¡Guau, y yo que casi no le daba importancia!

La entrega de premios es mañana, 12 de junio de 2018, en el salón de actos de la Fundación Giner de los Ríos, en Madrid. Me habría gustado legar a mis hijos una foto de su padre recogiendo al alimón el premio, y adjuntarla a aquel tercer premio de los XV Premios Francisco Giner de los Ríos que en fecha ya lejana me dio en mano la entonces ministra de Eduación Esperanza Aguirre, y al Premio a la Difusión y Promoción de los Estudios Clásicos que la SEEC nos dio a los entusiastas de Χείρων·Chiron, pero no ha podido ser. Queda para vosotros, queridos hijos, este artículo como celebración y recordatorio. :)

· Categoría · Comentarios: 5

Leyendo sobre el ortotipógrafo José Martínez de Sousa, he descubierto en Wikipedia el adjetivo «autodidacto», que me ha sonado basto como lija del 10. Pero —¡mira por dónde!— a continuación he descubierto que el adjetivo griego del que deriva es αὐτοδίδακτος, ον, que bien podía haber dado en español un masculino acabado en «o». Sin embargo el término ha llegado al español pasando por el francés, que se come la última vocal: autodidacte, y ha dejado el campo libre a la creatividad del hablante español, que se ha decantado mayoritariamente por la versión acabada en «a». ¿De dónde me saco que es mayoritaria la forma con «a»? No es sólo que haya leído lo que dice la RAE en el Diccionario panhispánico de dudas, que también, sino que lo he visto con mis propios ojos gracias a la herramienta de Google Ngram Viewer, que amo irremediablemente: autodidacta versus autodidacto. Voilà:

Gr%C3%A1fica+de+evoluci%C3%B3n+de+uso+de+los+t%C3%A9rminos+autididacta+y+autodidacto+en+libros+editados+en+espa%C3%B1ol+en+los+siglos+XIX+y+XX

La gráfica de Ngram Viewer aporta más información que el diccionario de la RAE, pero aporta también —y sobre todo— un plus de dramatismo que hace las delicias de este filólogo (me refiero a mí, por si lo dudas). Narro lo que veo: ambos términos se introducen a comienzos del siglo XX, compiten a brazo partido durante toda la primera mitad del siglo, y al final de la década de los 50 «autodidacto» desfallece sin desaparecer del todo, y queda como sesteando en la boca de cuatro raros, nostálgicos o pedantes. ¡Qué bonito!

Con todos estos datos en la mano, no he podido evitar terciar en la discusión que a este respecto sostuvieron los usuarios Idaspe y Wikielwikingo en Wikipedia e ilustrarlos. Soy profesor y, como sostiene el escorpión de la fábula, obrar así está en mi naturaleza. ¿Qué coño! ¡Y además me gusta!

Nota bene. Fíjate, paciente lector, en que, por ser este un artículo que empieza nombrando a Martínez de Sousa, maestro sin maestros autor de Ortografía y ortotipografía del español actual, no podía por menos que poner especial cuidado en el uso de los signos tipográficos.

Por ejemplo, en el uso de las comillas dobles latinas o españolas (« ») en lugar de las comillas dobles inglesas (“ ”), que tan a mano están en el teclado del ordenador… (y contento si son comillas dobles y no impostores signos de prima dobles: " "). Siguiendo —¡Mira por dónde!— con el uso de la raya o guion largo, para introducir una exclamación dentro de una oración, y no el simple —por no llamarle «simplón»— guion (-), que tampoco debe confundirse con el signo de menos (−), que es un poco más largo que este, pero menos que aquel. ¡Uf! No sé si me explico… Siguiendo después con el uso de la cursiva en la cita del término francés autodidacte, pero no en la cita del griego αὐτοδίδακτος, porque el uso de cursiva indica cambio de idioma cuando el cambio de idioma no resulta evidente por sí mismo; en el caso del término escrito en griego, ¿a quién le cabe alguna duda de que eso no está en español? O con el uso del signo de puntos suspensivos (…), que es un solo carácter compuesto de tres puntos y, por tanto, diferente de tres caracteres de un solo punto seguidos (...); si no ves la diferencia, lector, selecciona con el cursor primero los puntos suspensivos y luego los tres puntos, y la notarás a poco que estés atento. Por último, ¿piensas que en el uso de los signos de «¿Qué coño!» he metido la pata? Eso díselo a la Fundeu (vid. Interrogación y exclamación, usos de los signos ortográficos, §7).

Y, por si te lo preguntas, te aclaro que todo esto me lo cuento aquí porque es muy difícil cruzarse en la vida con alguien que entienda y ame todo aquello de lo que aquí he hablado. Lo echaba de menos. ¡Penita mora! :)

· Categoría · Comentarios: Ninguno

Un poema de Ángel González que, sin ser mío, dedico a una amiga que ha cumplido un sueño, como quien desposa al mar. Y ahora pasea a su lado por la mañana, por la tarde levanta la vista del libro que está leyendo y se llena de él, y —aunque no ha reparado en ello— oye dormida cada noche su rumor continuo como la respiración de un amante.

El recuerdo

Si fuese débil, si
me abondonase a tu canto un solo instante,
no podría
desasirme ya nunca de tus redes
y me debatiría,
inmóvil en tu centro,
los siglos o las horas que aún me quedan.

Te oigo a lo lejos,
hablas
de cosas que también están lejanas,
pero no escucho;
cierro mis oídos,
y miro el mar, el cielo, las gaviotas,
con toda la atención puesta en su vuelo,
con toda el alma sobre su aventura.

No tienes fuerzas para detenerme,
pero
cada vez que te oigo a pesar mío,
vacilo
y siento
el deseo de acostarme
sobre la arena blanca de la playa
y llorar escuchando tus historias
que empiezan de mil modos diferentes
para llegar al mismo
final
siempre:

«el hombre, solo, frente al mar, por último…»

Ángel González, Palabra sobre palabra. Barcelona: Seix Barral, 1992, p. 72.

· Categoría · Comentarios: Ninguno

He conocido —ya ni sé cómo; sufear la red acaba mareándome— la recopilación de chistes griegos del siglo IV titulada Φιλογέλως, o sea, Filógelos o «El amante de la risa». Tiene el libro colgado en internet Ulrich Harsh, el profesor de informática y humanista vocacional autor de la Biblioteca Augustana. Traduzco un par:

Γυναῖκες 245 A

Νεανίσκος γραίας δύο καπριώσας ἐκάλεσε, πρὸς δὲ τοὺς οἰκείους διακόνους ἔφη· τὴν μίαν κεράσατε, τὴν δὲ θέλουσαν ἀφροδισιάσατε. αἱ δὲ ὑφ᾽ ἓν εἶπον· ἡμεῖς οὐ διψῶμεν.

» Seguir leyendo

· Categoría · Comentarios: 1

Uno de los obstáculos para dejar de usar el paquete ofimático MS Office en los centros educativos es la constatación de que las consejerías de educación —y las juntas directivas de los centros, y los compañeros— siguen enviando al profesorado documentos electrónicos en formatos propios de este programa, incumpliendo las normativas europea y española. Preparé hace tiempo una respuesta para usar en estos casos que, combinada con un poco de firmeza y buena educación, debería bastar.

» Seguir leyendo

· Categoría · Comentarios: 1

Propongo a las personas e instituciones que tengan poder para ello que hagan suya esta causa: presentar formalmente como candidata al Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades a la colección editorial Biblioteca Clásica Gredos, en la persona de sus directores el helenista Carlos García Gual y los latinistas José Javier Iso y José Luis Moralejo. Aquí el catálogo de la colección en PDF.

» Seguir leyendo

· Categoría · Comentarios: 4

La etimología es un placer sin fondo: llevas 40 años estudiando latín o griego y de repente un día te sale al paso una etimología obvia en la que no habías caído. No por difícil, que generalmente no lo son, sino porque son tantas… miles sin exagerar un ápice (del latín apex ‘punta’, sin ir más lejos). Pues bien, esta es obvia y una delicia. Todo instituto debería tener plantado en su jardín un ejemplar de Laurus nobilis —de laurel, vamos, de la familia de las laureáceas de toda la vida—.

» Seguir leyendo

· Categoría · Comentarios: 1

Leo en El Mundo que algunos padres que han perdido a sus hijos, por enfermedad o accidente, echan en falta un adjetivo que los defina, y quieren que la Real Academia de la Lengua (RAE) les reconozca esta propuesta: «huérfilo, la: adj. A quien se le ha muerto uno o más hijos». Aunque cualquier significante puede asociarse a cualquier significado, no parece este un buen candidato. Los peticionarios han creado la palabra a partir del español «huérfano» y el latín filius ‘hijo’. Pero los compuestos españoles acabados en -filo y -filia no proceden del latín filius ‘hijo’, sino del griego φιλέω ‘amar’; de ahí la «zoofilia» , la «escopofilia» y otros entretenimientos.

» Seguir leyendo

· Categoría · Comentarios: 1

Es una tontería, una pequeña curiosidad de bibliófilo. Lleva Anagrama editando la colección Panorama de Narrativas… ¡pffff! …como cuarenta años. Y como cuarenta años lleva en la portada, bien a la vista de todos, la herejía tipográfica de titular las obras con una falsa cursiva, o sea, con una letra redonda o romana forzada a ser oblicua en lugar de una cursiva avant la lettre. Me explico. En estas portadas se combinan dos tipos: el nombre del autor y los de la editorial y la colección van escritos en el tipo Gill Sans; el nombre de la obra, en cambio, va en lo que parece un tipo Times (no sabría decir de qué fabricante en concreto) en su variante negrita y descaradamente falsa cursiva.

» Seguir leyendo

← Anteriores Posteriores →